ANTECEDENTES HISTÓRICOS

 

  La Congregación Hijas de la Divina Providencia  tuvo su origen en Roma, Italia, el 8 de Septiembre de 1832, por obra de la Venerable Madre Elena Bettini, siendo Sumo Pontífice S.S. Pío IX, protector insigne de esta Institución religiosa.

La finalidad específica de la Congregación es la educación cristiana en todos los campos del apostolado, especialmente en la escuela, obra que ha sido privilegiada por Madre Elena Bettini, que la encarnó en las necesidades humanas, sociales y espirituales de la Roma del ochocientos, anticlerical y revolucionaria, similar a la realidad del mundo de hoy.           

La misión apostólica de la Congregación en su obra educativa tiene como fin: desarrollar un ambiente que favorezca el Espíritu  evangélico de caridad, libertad y fundamentalmente, el Espíritu de familia. 

 

En 1963 funda el Colegio Elena Bettini en la Comuna de Independencia, Santiago, por invitación del Cardenal Raúl Silva Henríquez.

  

MADRE ELENA BETTINI

 

La Venerable Madre Elena Bettini nació en Roma el 6 de Enero de 1814. El 8 de Septiembre de 1832, en una humilde habitación de Vía dei Falegnami, nace la Congregación de las Hijas de la Divina Providencia. Inicia así, en el corazón de Roma, una humilde misión educativa para las niñas más pobres, una escuela como señal de gratuidad y servicio. La única pedagogía es el amor, un amor que previene, que perdona, que anima, que orienta hacia Dios y Madre Elena Bettini no se cansa de repetir a sus hijas de ayer y de siempre: Enciéndanse de caridad que les haga sentir vivamente los intereses de Dios y del prójimo… Hagan el bien a todos…”

 

La página del evangelio que Elena Bettini está llamada a vivir, con el don de un Carisma nuevo, es un himno a la Divina Providencia: Miren los pájaros del cielo… el Padre celestial los alimenta… Observen como crecen los lirios del campo… ni Salomón vistió como uno de ellos… no se preocupen por el mañana… Busquen primero el Reino de Dios!”. Elena Bettini muere el 21 de Diciembre de 1894, en Roma, Casa Madre, pero hoy está más viva que nunca e intercede por cualquiera que la invoca.  

 

 

VISIÓN

 

Formar personas que con un espíritu crítico y reflexivo, en una sociedad de permanente cambio,  sean capaces de integrar  fe – cultura -  vida y que impregnadas de la Espiritualidad Bettiniana, vivan en el abandono y la confianza de Dios Padre Providente siendo testimonio de su amor en el servicio alegre, caritativo y fiel  a imagen de Jesucristo.

 

 

MISIÓN

 

Educar en la fe católica y en la espiritualidad de las h.d.p  a niños, niñas y jóvenes procurándoles una sólida formación  académica, integral,   centrada en el o la estudiante, en un clima de familia participativo, preventivo e inclusivo, con el compromiso de educadores (as) católicos competentes e idóneos y de la familia como primera responsable de la formación de sus hijos e hijas para hacer presente el reino de dios en la sociedad que les toca vivir.

 

 

 

SELLO

La alumna Bettiniana se distingue por tener valores de solidaridad, respeto, responsabilidad y portadora del carisma de Madre Elena Bettini en  la fe cristiana

 

 

 PERFIL DEL ALUMNA BETTINIANA

 

Perfil del alumna como proyecto institucional que se desea lograr  para que se  impregne del amor providente, y como fruto, un ser solidario consecuente por el bien común.

 

- En relación con Dios.

  1. Respeta y vive el compromiso bautismal a través de la liturgia, los                        sacramentos, la oración bíblica y la misión.
  2. Vive abandonada a la voluntad de Dios Providente, en una profunda vida de fe    cristiana.
  3. Vivencia los valores carismáticos y espirituales bettinianos de abandono y confianza en Dios Padre Providente.
  4. Busca formas de encuentro con Jesucristo vivo.

 

- En relación consigo misma

  1. Se manifiesta como persona comunicativa, dócil, amable, auténtica, que mantiene la  paz consigo misma y con los demás, pero inflexible frente al mal.
  2. Descubre, valora y desarrolla sus habilidades y capacidades.
  3. Adquiere un justo sentido de la responsabilidad.
  4. Desarrolla la voluntad que lo hace capaz de enfrentar con autonomía las variadas situaciones de la vida.
  5. Manifiesta un marcado sentido de la verdad, honradez, lealtad y fortaleza.
  6. Cultiva un espíritu cristiano y coherente.
  7. Persevera en el trabajo acucioso, considerando cada tarea como un nuevo desafío.
  8. Es proactiva en el planteamiento  de sus metas.
  9. Manifiesta espíritu crítico, reflexivo  y creativo.
  10. Posee  actitud de compromiso consigo misma y  con  las demás.
  11. Desarrolla  una capacidad organizativa que le permite distribuir sus tiempos coherentemente.

- En relación con las demás

  1. Participa en la vida de grupo, dando preferencia al diálogo, tolerancia y a la confianza mutua.
  2. Trabaja por la justicia y la paz arriesgando y sacrificando sus intereses inmediatos.
  3. Cultiva una visión permanente por el bien común y la concreta oportunamente.
  4. Asume con decisión la opción evangélica y preferencial por los pobres vivenciando la caridad y anunciando con alegría la Buena Nueva de Jesucristo.

 

- En relación con el mundo que lo rodea

  1. Valora la acción Providente de Dios a través de la historia de la humanidad.
  2. Respeta la cultura cívica (corrientes de pensamientos, derechos humanos u otros).
  3. Discierne los problemas  de la vida, a la luz del Evangelio.
  4. Respeta y conserva el medio ambiente.
  5. Desarrolla el sentido de libertad, basada en la verdad, para permitir una inserción autónoma en la sociedad.
  6. Posee una sólida formación cultural y académica, según sus potencialidades e intereses y la pone al servicio de los demás con un claro testimonio.

 

 

 

Actitud de los Padres de nuestro colegio

 

Los padres se preocuparán por conocer este modelo educativo y comprometerse con él. Aceptarán a sus hijas como son, respetando sus capacidades y ritmos, conociendo sus talentos, exigiéndoles lo que puedan dar, ayudándoles a descubrirse a sí mismas, y mos­trán­dose ante ellas con autenticidad. Buscarán interesarse por el mundo infantil o juvenil de sus hijas. Las acompañarán en su crecimiento en la fe y las invitarán a vivir en familia los valores y actitudes fundamentales compartidas con el Colegio. Se preocuparán de su propia formación como adultos y padres de familia, participando en la vida de la comunidad educativa a través de instancias pastorales y formativas, en busca de una armonía profunda entre el colegio y el hogar.

 

Perfil de la familia Bettiniana

 

 Los Colegios de las Hijas de la Divina Providencia reconocen  a la familia cristiana como el primer centro de evangelización, la iglesia doméstica, en que  los  padres son los primeros educadores de sus hijas.

 

- En relación con Dios

  1. Asume conscientemente el significado de ser bautizado, el compromiso que ello implica y lo vivencia con valentía, generosidad y sacrificio.
  2. Practica diariamente la oración, la lectura de la Palabra de Dios, la reflexión y se acerca asiduamente a los sacramentos de la Reconciliación y de la Eucaristía.
  3. Reconoce a la Virgen María, Madre de la Divina Providencia, como mediadora ante su Hijo Jesús, protectora y gran ayuda para la diaria conversión.
  4. Se abandona a la voluntad del Padre Providente, ofreciendo con alegría el esfuerzo del diario vivir, para la construcción del Reino de Dios.
  5. Desarrolla y fortalece la espiritualidad de la familia como Iglesia doméstica, en participación y compromiso con la Iglesia particular.
  6. Educa en la fe desde el Evangelio, las orientaciones de la Iglesia y los principios del  Proyecto Educativo del Colegio.

 

- En relación consigo mismo

  1. Practica los valores cristianos de humildad, sencillez, alegría, diálogo y sano compartir, transformando su ambiente en acogedora comunidad, con respeto, tolerancia y paciencia
  2. Respeta las potencialidades de sus hijas.
  3. Funda las relaciones familiares (hogar y Colegio) en la unidad, el perdón, la fidelidad y la disposición al servicio atento y desinteresado.
  4. Reconoce y acepta los errores con docilidad, transformando su vida en una conversión diaria en Cristo.
  5. Otorga a las hijas la formación de catequesis sacramental.
  6. Recibe con responsabilidad la formación que el Colegio les otorga.
  7. Manifiesta interés por conocer el desarrollo psicoevolutivo de sus hijas.

 

- En relación con los demás

  1. Asume el compromiso de ser auténtico evangelizador y misionero en su ambiente.
  2. Dialoga, comparte y solidariza con los demás, haciendo presente con su intervención  la Providencia del Padre.
  3. Vivencia los valores cristianos y carismáticos.
  4. Exterioriza actitudes de lealtad, fidelidad, veracidad, buenas costumbres y rectitud moral.

e.   Se preocupa de la realidad que rodea a sus hijas.

 

- En relación con el mundo que lo rodea

  1. Ama, protege y preserva la vida humana y la naturaleza, como expresión amorosa de la Providencia.
  2. Vivencia la tolerancia y la no discriminación, el respeto a las diferencias y a la diversidad, como signo de hermandad y unión.

 

Perfil del Apoderado

 

Persona de fe, comprometido con el proceso educativo, siendo él el primer educador de su hija en la vida del Evangelio. El perfil de la persona que opta y se mantiene en la comunidad educativa es el siguiente:

 

- En relación con Dios

a. Es Perseverante en su fe.

b. Es Católico y confiado en la Divina Providencia.

 

- En relación consigo mismo

a. Es coherente con los valores católicos propuestos en el proyecto institucional al cual   

     libremente ha optado al escoger el colegio

b. Reconoce sus dones otorgados por la divina providencia.

c. Es abierto a  la formación pastoral  manifestando una actitud de respeto y tolerancia  

     hacia esta instancia.

d. Es responsable  en el quehacer escolar de su hija

e. Es transparente, honesto y veraz

 

-  En relación con los demás

a. Promueve un ambiente de familia.

b. Posee capacidad de servicio y  ayuda al  prójimo.

c. Es respetuoso con todos los miembros de la comunidad educativa

 

- En relación del mundo que lo rodea

a. Respeta la diversidad de las personas.

b. Busca instancias de unión entre la comunidad y su entorno.

 

 

 

 

Nuestros Desafíos

 

Como establecimiento educacional sabemos que no es suficiente con tener una Misión y Visión creativa e innovadora, el colegio “Elena Berttini”  Comuna de Independencia ha formulado una serie de tareas, a fin de alcanzar metas en las diferentes dimensiones que envuelve la Gestión Escolar, y que rebosarán en el mejoramiento del proceso de Enseñanza Aprendizaje.

 

 

 

 

 

Perspectiva Curricular

 

 Nuestro Establecimiento Educacional  se rige por el Marco Curricular Nacional propuesto por el Ministerio de Educación, aplicando ajustes y cambios de acuerdo a nuestra realidad educativa. El objetivo del establecimiento es que las alumnas sean capaces de comprender su entorno para interactuar con él, a través de la construcción de su propio conocimiento y del desarrollo de Habilidades tanto sociales como Cognitivas insertando actitudes, valores, a la luz del Evangelio. Los aprendizajes se dan en un ambiente de acogida, de mediación y de cercanía afectiva. El colegio evalúa los distintos aprendizajes acorde a la perspectiva curricular que posee.